Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Españoles

Fin de la sección de idiomas

Estás en:

  1. Inicio
  2. Clientes

Clientes

Comienza el contenido principal

Bankia facilita a sus clientes los trámites para gestionar una testamentaría. A través de la siguiente guía básica te explicamos los pasos a seguir.

Los herederos deben comunicar el fallecimiento en cualquier oficina de Bankia. Sólo se puede informar de los saldos y posiciones del fallecido a quienes acrediten ser herederos o representantes legales (previamente acreditando su condición mediante poder notarial o documento equivalente).

Los herederos deben llevar a la oficina, dónde quieran gestionar el expediente, la siguiente documentación:

  • DNI
  • Certificado defunción
  • Acreditación como heredero (testamento, declaración de herederos…)
  • Certificado últimas voluntades

Una vez entregados los documentos indicados, se bloquean todos los contratos, se procede a dar de baja a los autorizados en las cuentas y se cancelan las tarjetas del fallecido. Los recibos domiciliados se seguirán cargando en la cuenta, salvo indicación en contra y expresa de todos los herederos.

También se elabora el certificado de saldos, para conocer las posiciones que el fallecido tenía en Bankia a fecha de fallecimiento. Este certificado es necesario para confeccionar el cuaderno particional y liquidar el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Nuestros especialistas se pondrán en contacto con los herederos para explicarles el proceso y las necesidades concretas en cada caso.

De cara a realizar la tramitación, es imprescindible que todos los herederos aporten el justificante de presentación y pago del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (modelo 650) junto con la relación de bienes declarados.

Una vez recibida la documentación, es analizada y, si todo es correcto, se realiza un borrador de reparto con los saldos actuales, ya que puede haber variación en las posiciones del causante desde la fecha de fallecimiento. Los herederos pueden aceptar o modificarlo si es necesario.

A la hora de realizar el reparto es imprescindible la firma de todos los intervinientes (reflejados en el documento de propuesta de reparto).

Se realiza la entrega de saldos, cambios de titularidad y/o cancelaciones de todos los contratos en los que el fallecido consta como titular.

A la hora de efectuar el reparto, hay que tener en cuenta la siguiente información para cada tipo de producto:

  • Cuentas: se cancelan una vez se hayan repartido todos los saldos
  • Fondos de inversión: para realizar el reparto de las participaciones, no se admiten instrucciones diferentes a la documentación solicitada. Se abrirá un fondo a los herederos para poder traspasar al mismo las participaciones que le correspondan.
  • Valores: los herederos necesitan tener una cuenta a su nombre (como único titular) para poder realizar el reparto de los valores.
  • Tarjetas débito/crédito: las tarjetas de crédito/debito asociadas a cuentas del fallecido, a nombre de otros titulares, deben cambiar la cuenta asociada, ya que la cuenta del fallecido va a ser cancelada.
  • Depósitos: se realiza el reembolso en la cuenta asociada y desde ésta se efectúa el reparto.

Siempre vas a necesitar

Certificado de defunción, se obtiene en el Registro Civil del lugar donde ocurrió la defunción. Se solicita presencialmente, por correo (al registro civil) o por internet. Para más información, consulta este enlace.

Certificado de últimas voluntades, acredita si una persona ha otorgado testamento en qué fecha y ante qué notario. Este documento se precisa para la realización de cualquier acto sucesorio y lo expide el Registro General de Actos de Última Voluntad.

Para su solicitud deben haber transcurrido quince días hábiles, a partir de la fecha de defunción. Hay que presentar un impreso, de venta en estancos y aportar el certificado literal de defunción (modelo 790). Para más información, consulta este enlace.

Justificante del pago y presentación del impuesto de sucesiones (modelo 650/660), o copia telemática. La liquidación del impuesto de sucesiones puede presentarse en cualquiera de las oficinas o delegaciones liquidadoras de la Consejería de Economía y Hacienda de la comunidad autónoma, residencia habitual del fallecido.

El plazo máximo para la liquidación del impuesto ante la Administración es de seis meses desde el fallecimiento (se puede solicitar prórroga). En caso de que exista exención o prescripción del pago se deben aportarlos justificantes, en cada caso y en todos, la relación de bienes declarados:

  • Si existe testamento: en el certificado de últimas voluntades se informa de la notaría donde fue otorgado el testamento para solicitar la copia del mismo.
  • Si no hay testamento: declaración de herederos abintestato. Se trata de un documento notarial por el que se determina quienes son los herederos de una persona cuando ésta no otorgó testamento o el testamento perdió su valor o es declarado nulo. Esta declaración se tramitará ante Notario y a través de ella la Ley determina quienes son los herederos y la parte de la herencia que les corresponde. Para más información consulta este enlace.
  • Si dispones de Escritura de aceptación y adjudicación de la herencia o cuaderno particional: una vez definida la condición de herederos legales, éstos deben inventariar los bienes y las deudas del fallecido. La aceptación y adjudicación de los bienes objeto de la herencia requiere hacer una escritura pública notarial, siempre que existan fincas que puedan ser inscritas en el Registro de la Propiedad. En los demás casos la adjudicación puede hacerse mediante documento privado.

Preguntas frecuentes

Una vez presentado el certificado de defunción, los DNI, y el certificado de últimas voluntades, ¿cuál es el siguiente paso?

Gestionar la liquidación del impuesto de sucesiones con el certificado de saldos, para ello existe un plazo de 6 meses desde el fallecimiento.

¿Qué coste tiene la tramitación hereditaria?

El certificado de saldos no tiene coste. La tramitación de expediente tiene el siguiente coste: 80€ + impuestos en concepto de estudio pormenorizado de la documentación necesaria para realizar el reparto y la gestión de los productos hasta la cancelación.

¿Qué es la propuesta de reparto?

Es un borrador del reparto a realizar que proponemos a los herederos, en función de la documentación analizada. Esta propuesta, una vez aceptada, debe ser firmada por todos los herederos y cotitulares. Las posiciones pueden variar desde la fecha de fallecimiento hasta que se realiza el reparto de los saldos.

En caso de no poder firmarla todos los herederos, se puede otorgar un poder notarial a favor de otra persona como representante para la firma.

 

¿Cómo se realiza el reparto a cada heredero?

Una vez liquidado el impuesto y firmada la propuesta de reparto, nuestros especialistas proceden a hacer los traspasos desde las cuentas del fallecido, a las cuentas que faciliten los herederos.

¿Si me surge alguna consulta durante el proceso hay algún teléfono de atención?

Los especialistas te mantendrán informado en todo momento de la situación del expediente y de los próximos pasos a seguir. No obstante, hay un teléfono para cualquier duda o aclaración.

Teléfono de atención al heredero: 91 451 89 07.

Horario: de 8.00 horas a 18.00 horas, de lunes a viernes.

Fin del contenido principal