Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Españoles

Fin de la sección de idiomas

Estás en:

  1. Fusión Bankia-CaixaBank

Fusión Bankia-CaixaBank

Comienza el contenido principal

Goirigolzarri

Los accionistas de Bankia y CaixaBank han dado el visto bueno a la integración de ambas entidades, un paso muy relevante en el proceso de fusión. Ahora, la entidad resultante todavía tiene que recibir las autorizaciones por parte de las autoridades para materializar la fusión jurídica, que se producirá a lo largo del primer trimestre de 2021. Hasta entonces, los clientes y accionistas de Bankia no notarán ningún cambio que afecte a su día a día.

SI ERES CLIENTE, ¿CÓMO TE AFECTA EL PROCESO DE FUSIÓN BANKIA-CAIXABANK?

Proceso fusión Bankia CaixaBank clientes

En los próximos meses, lo más importante es que no habrá ningún cambio para los clientes de Bankia. Puedes seguir acudiendo a tu oficina, cajero y seguir operando con normalidad a través de la banca online y app. Tampoco habrá cambios en las condiciones de tus productos.

SI ERES ACCIONISTA, ¿CÓMO TE AFECTA EL PROCESO DE FUSIÓN bANKIA-CAIXABANK?

Proceso fusión Bankia CaixaBank accionistas

A finales del primer trimestre de 2021, los accionistas de Bankia se convertirán en accionistas de la nueva entidad resultante a través de un canje automático de acciones. Hasta entonces, lo más importante es que no habrá ningún cambio y los accionistas de Bankia pueden seguir operando normalmente con sus acciones, sin limitaciones.

CALENDARIO del proceso de fusión

Calendario fusión Bankia CaixaBank 2020

Calendario fusión Bankia CaixaBank 2020

INFORMACIÓN RELACIONADA

Proceso de fusión CaixaBank-Bankia

8 respuestas para entender el proceso de fusión CaixaBank-Bankia

¿Quieres saber cuáles son los aspectos generales del proyecto de fusión? Aquí tienes las claves que te ayudarán a entenderlo.

Fusión Bankia Caixabank diccionario

Del badwill al agente de picos. 13 términos imprescindibles en una fusión

Las consecuencias económicas de la COVID-19 y los tipos de interés en negativo provocaron que las entidades financieras iniciaran conversaciones para cerrar operaciones de fusión.

Fin del contenido principal