Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Españoles

Fin de la sección de idiomas

Estás en:

  1. Inicio
  2. Personas
  3. Trabajar en Bankia
  4. Política retributiva

Política retributiva

Comienza el contenido principal

La retribución de cada profesional de Bankia remunera las actuaciones que realiza en el ejercicio de sus funciones y consta de un elemento fijo y uno variable.

Bankia cuenta con una política retributiva basada en una serie de principios:

  • Equilibrio de los componentes retributivos.
  • Orientación a resultados: reconocimiento a la excelencia.
  • Estrategia: Horizonte Temporal. La retribución se configura como una visión de medio y largo plazo que impulsa la actuación de las personas en términos estratégicos además de la consecución de resultados a corto plazo.
  • Vinculación: Banco, Accionistas y Clientes. El importe de la retribución está directamente correlacionado con el grado de consecución de los objetivos del banco, de los intereses de los accionistas y de los clientes.
  • Sencillez: Reglamentación y Comunicación. Los distintos sistemas que configuran la política retributiva de Bankia están regulados de forma que el profesional pueda conocer el importe de retribución total que puede alcanzar al finalizar el ejercicio, así como qué condiciones deben cumplirse para dicha consecución.
  • Compatible: Riesgo y Gestión. La política retributiva establecida es compatible con una gestión adecuada y eficaz del riesgo, con la estrategia empresarial, los valores y los intereses a largo plazo e incluye medidas para evitar los conflictos de intereses.
  • Equidad interna.
  • Competitividad externa.
  • Igualdad de género.

Retribución fija y variable

La retribución de los profesionales de Bankia tiene en cuenta la labor que desarrollan tanto en el banco como en otros organismos y empresas participadas.

Consta de un elemento fijo, vinculado al nivel de responsabilidad, a la función desempeñada y a los principios de equidad interna y competitividad externa, y de uno variable.

El elemento variable está vinculado a la aportación adicional y extraordinaria en el puesto de trabajo. Su importe viene determinado por el grado de consecución de los objetivos establecidos.

La política de retribución variable garantiza que no se producen conflictos de interés que puedan perjudicar a los clientes. Además, asegura el cumplimiento de las normas de conducta a la hora de prestar servicios de inversión y evita que se generen incentivos que puedan inducir a anteponer los intereses de la persona competente o los del Grupo a los de los clientes.

Fin del contenido principal