Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

Españoles

Fin de la sección de idiomas

Estás en:

  1. Inicio
  2. Quiénes somos
  3. Cultura y valores

Cultura y valores

Comienza el contenido principal

Aspiración y valores Bankia

Nuestra aspiración: trabajamos desde los principios para ser el banco preferido por la sociedad

En Bankia, aspiramos a ser el banco preferido por la sociedad y eso solo se consigue con una sólida cultura corporativa asentada en unos valores bien definidos que representen su esencia y le permitan impulsar prácticas adecuadas para alcanzar sus objetivos.

La profesionalidad, la integridad, el compromiso, la cercanía y la orientación al logro son la base de los valores de Bankia:

 

Somos íntegros
Somos íntegros
  • Nos comportamos en todo momento de manera honesta y honrada, tanto en las relaciones externas con clientes e instituciones, como en las relaciones internas con el resto de personas que forman Bankia, siempre de acuerdo con los principios recogidos en nuestro código ético.
Somos cercanos
Somos cercanos
  • Estamos siempre atentos a las necesidades de los clientes y de las personas de Bankia, y nos comunicamos con todos ellos de forma proactiva, con sencillez, escuchando, dialogando y estableciendo relaciones de confianza mutua.
Somos profesionales
Somos profesionales
  • Aplicamos siempre, con total transparencia, las directrices y normativas del banco en todas las operaciones con nuestros clientes, sean externos o internos, primando sus intereses y los de la propia entidad por encima de cualquier interés de tipo personal.
Somos apasionados
Somos apasionados
  • Cumplimos en todo momento, con firmeza y decisión, los compromisos adquiridos tanto con los clientes como con la entidad, realizando los esfuerzos que sean necesarios para lograrlo.
Somos valientes
Somos valientes
  • Aceptamos los retos y pasamos a la acción, acometiendo nuevos proyectos, ambiciosos y transformadores, que nos permitan avanzar como personas y como entidad, para atender siempre los intereses y las necesidades del cliente de la mejor forma posible.
Lo hacemos posible
Lo hacemos posible
  • Trabajamos siempre orientados a la consecución de los objetivos y las metas propuestas, aplicando criterios de agilidad y eficacia.

Bankia tiene presentes estos valores en sus políticas, lo que permite incorporarlos en la manera de trabajar y en la actividad habitual. De este modo, determinan la estrategia de negocio, el modelo de gestión y la filosofía de trabajo en relación con sus grupos de interés: clientes, accionistas, empleados, proveedores y sociedad en general.

ÉTICA E INTEGRIDAD

Para Bankia, la exigencia de estándares éticos de comportamiento e integridad corporativa es un requisito indispensable para preservar la confianza y el respeto en el banco.

Por ello, cuenta con un Código Ético y de Conducta que regula las actuaciones permitidas y prohibidas por parte de la entidad y establece los principios éticos y normas generales que deben guiar al Grupo y a sus profesionales entre sí y en sus relaciones con clientes, socios, proveedores y todas aquellas personas o entidades con las que establezcan contacto.

Este Código es de obligado cumplimiento y aplicación a todos los empleados y administradores de la entidad, que son los que hacen visible la forma de ser y hacer del banco. La suma de sus comportamientos individuales hace posible el compromiso con los clientes y la sociedad.

Las personas, el principal activo de Bankia

Bankia considera a las personas uno de sus principales activos, razón por la que se compromete a promover su desarrollo personal y profesional en un entorno atractivo, seguro y saludable y a impulsar un ambiente de trabajo colaborativo y eficiente que combine la profesionalidad y el compromiso necesario en los equipos.

El Grupo impulsa la igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo y en la promoción profesional, evitando en todo momento las situaciones de discriminación o desigualdad por razón de nacimiento, sexo, raza, condición social o sexual, estado civil, religión, afiliación sindical o cualquier otra circunstancia personal o social.

Por este motivo, sus procesos de selección y promoción están basados en el mérito profesional y en valoraciones objetivas, inspiradas en criterios claros y comprensibles.

La entidad también promueve un ambiente de trabajo compatible con el desarrollo personal, para que sus profesionales puedan conciliar de la mejor manera posible los compromisos laborales con las responsabilidades familiares y necesidades personales.

Bankia asume como valor fundamental de su actuación el respeto a la persona y su dignidad, y suscribe en su totalidad la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada por las Naciones Unidas en 1948 y los instrumentos que de ella se derivan, especialmente el Convenio Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos de 1966; el Convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966; así como el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de 1950. También asume y respeta la Declaración Tripartita de Principios de Empresas Multinacionales y Política Social de la OIT, así como el principio de representación sindical de sus profesionales.

Un proyecto ilusionante

“Tenemos que ser capaces de crear un proyecto ilusionante por el cual merezca la pena luchar, militar y comprometerse”. Esta frase pronunciada por José Ignacio Goirigolzarri cuando asumió la presidencia de la entidad en mayo de 2012 fue el germen de la actual cultura corporativa de Bankia, una entidad comprometida con la transparencia, la profesionalidad, el rigor y la meritocracia.

Esta forma de hacer las cosas fue asumida por los profesionales del banco, que en los siguientes años tomaron la iniciativa y trabajaron para recuperar el reconocimiento social de la marca Bankia.

En 2019, y tras un profundo análisis, Bankia comenzó una nueva etapa para adaptarse a los retos que plantea el futuro. Este nuevo impulso a la transformación cultural y digital del banco se tradujo en una simplificación de los elementos fundamentales de su cultura para facilitar que pudieran ser interiorizados y compartidos por todos sus profesionales.

Así, las antiguas Misión y Visión se convirtieron en una aspiración: “Trabajamos desde los principios para ser el banco preferido por la sociedad”.

También fue el momento de reformular y completar los valores para acercarlos a lo que los profesionales de Bankia son como personas y a cómo se relacionan con los grupos de interés de la entidad.

Esto vino acompañado de un cambio en la estructura organizativa de la entidad en el que Dirección Corporativa de Personas pasó a ser la Dirección General Adjunta de Personas y Cultura. Dentro de ella se crearon dos nuevas direcciones: la Dirección de Agile y Nuevas Formas de Trabajo y la Dirección de Estrategia y Transformación Cultural.

El objetivo último de esta reestructuración es impulsar la transformación cultural del banco y favorecer una organización mucho más ágil y centrada en los clientes, además de potenciar la búsqueda del talento de forma meritocrática e incrementar los niveles de aspiración y de autonomía en los equipos.

Reconocer los errores del pasado y asumir y aplicar los valores corporativos ha permitido a Bankia evolucionar y convertirse en lo que es hoy: una entidad con un equipo comprometido que trabaja día a día para elevar la satisfacción de los clientes manteniendo siempre un comportamiento ético.

Aspiración y valores

Tenemos que ser capaces de crear un proyecto ilusionante por el cual merezca la pena luchar, militar y comprometerse.

José Ignacio Goirigolzarri
Presidente de Bankia

Fin del contenido principal